Usar manteca de karité para el cuidado facial

Aromaterapia y aceites esenciales

La naturaleza nunca deja de sorprendernos con sus riquezas. Uno de ellos incluye la manteca de karité (también llamada manteca de karité), extraída de las semillas del árbol del mismo nombre, que crece en las zonas occidental, oriental y central de África. El producto tiene un agradable aroma a nuez y una consistencia firme. El primer europeo que conoció la producción de este aceite fue el viajero escocés Mungo Park. Quedó encantado con el sabor del producto y su sorprendente propiedad de no deteriorarse durante el año, incluso sin el uso de sal.

Propiedades beneficiosas de la manteca de karité

La amplia gama de propiedades beneficiosas de la manteca de karité se explica por la gran cantidad de micro y macroelementos que se incluyen en su composición:

  • triglicéridos (ácidos: oleico y esteárico - su contenido varía aproximadamente del 35 al 45% o más, palmítico y linoleico - del 3 al 8%, linolénico - 1%);
  • sustancias insaponificables (alrededor del 8%: fenoles, tocoferoles, triterpenos, esteroides);
  • alcoholes terpénicos;
  • hidrocarburos.

Es por eso que en la cosmetología moderna este producto se usa con mucha frecuencia en el cuidado facial. La manteca de karité, enriquecida con ácidos grasos, protege la piel de la sequedad (hidratándola y protegiéndola de los efectos negativos del medio externo), dándole un aspecto elástico, firme y tonificado.

El producto sin refinar de la categoría A contiene la mayor cantidad de sustancias útiles. Este aceite tiene un color beige claro.

Manteca de karité en un recipiente transparente
La manteca de karité sin refinar de categoría A tiene un tinte beige y un pronunciado aroma a nuez.

La manteca de karité ayuda a acelerar la producción de un componente tan importante como el colágeno, tan necesario para mantener el tono de la piel. Los triterpenos realizan la función de proteger contra los rayos ultravioleta. Además, gracias a los tocoferoles se acelera la regeneración y se ralentiza el proceso de envejecimiento. No en vano a esta planta también se le llama árbol de la vida.

árbol de karité
El segundo nombre del árbol de karité es árbol de la vida.

Aplicación de producto de cuidado facial.

Existe una gran cantidad de recetas de mascarillas caseras y otros cosméticos con la adición de manteca de karité. Es importante elegir la composición adecuada (según el tipo de piel y su estado). Los expertos señalan que este producto ayuda a eliminar los comedones y el acné, limpia la piel y elimina los efectos del acné en forma de enrojecimiento, que pueden ser tan difíciles de eliminar.

La manteca de karité es uno de los productos para el cuidado de la piel más eficaces para pieles secas.

Tabla: recetas de cosmética para pieles secas.

Producto cosmético Ingredientes Preparación y uso resultado
Mascarilla de albaricoque para pieles secas
  • una cucharadita de manteca de karité;
  • frutos maduros de albaricoque (2 piezas);
  • 3 gotas de éter de orégano.
Sin pelar las frutas, triturarlas en una licuadora o triturarlas con un tenedor hasta obtener una consistencia parecida a un puré, agregar aceite, aplicar la mezcla uniformemente durante media hora y luego lavar. La mascarilla hidrata y vitamina la piel, se vuelve más elástica y radiante y adquiere un aspecto saludable.
Mascarilla de yema para pieles secas.
  • Yema 1;
  • 1 cucharadita de manteca de karité derretida;
  • 1 cucharadita de aceite de oliva básico.
Mezclar todos los ingredientes y luego aplicar sobre la piel (preferiblemente en posición acostada para evitar que la mascarilla gotee). Después de 20 minutos, lávese la composición y límpiese la cara con un paño seco para eliminar el exceso de grasa. El uso regular de esta mascarilla nutritiva mejora significativamente el estado de la piel seca, aportándole luminosidad y frescura.
Mascarilla de plátano para pieles secas
  • 1/3 parte de plátano;
  • 1 cucharadita de manteca de karité;
  • 1 cucharada de miel.
Muele el plátano hasta obtener una consistencia similar a un puré, agrega miel y mantequilla derretida, 20 minutos después de la aplicación, lava con agua tibia. La mascarilla nutre la piel, hidrata, mejora la tez y la textura epidérmica.
Crema nutritiva para pieles secas
  • 2 cucharaditas de aceites de karité y macadamia, aguacate y jojoba;
  • 3 gotas de aceite esencial de palo de rosa;
  • 2 gotas de aceite de romero.
Derretir los ésteres de macadamia y karité al baño maría, agregar los aceites de aguacate y jojoba, y luego el resto de los ingredientes. Coloca la mezcla resultante en un recipiente de vidrio y guárdala en un lugar fresco. Aplicar la crema sobre una superficie de la piel previamente limpia. Satura con vitaminas saludables, previene la sequedad y prolonga la juventud de la piel.
Te aconsejamos que leas:  El sol en tu pelo: aceite de naranja para un peinado bonito

Galería de fotos: ingredientes para mascarillas hidratantes.

La mascarilla de albaricoque ayudará a hacer frente al cutis apagado y la piel seca.
La miel tiene muchas propiedades beneficiosas y es apta para cualquier tipo de piel.
El plátano contiene minerales, vitaminas y otras sustancias que tienen un efecto beneficioso sobre el estado de la piel.

Tabla: recetas de cosmética para pieles grasas.

Producto cosmético Ingredientes Preparación y uso resultado
Mascarilla para pieles grasas con arcilla blanca.
  • 1 cucharadita de arcilla blanca;
  • 2 cucharadas de agua;
  • 1 cucharadita de manteca de karité;
  • 2 gotas de aceite esencial de árbol de té.
Agregue éter de árbol de té y manteca de karité derretida a la arcilla, luego mezcle la masa resultante con agua, aplíquela sobre la piel en una capa uniforme y lávela después de media hora. Los poros dilatados se estrechan, se regula el funcionamiento de las glándulas sebáceas y la mascarilla también tiene un efecto antiinflamatorio y calmante sobre la piel.
Mascarilla para pieles grasas con ralladura de limón
  • una cáscara de un limón;
  • huevo de gallina;
  • 30 gramos de manteca de karité derretida;
  • 5 gotas de éter de nuez.
Muele la ralladura de limón en una licuadora, agrega la manteca de karité y el huevo batido, luego el éter de nueces. Aplicar la mezcla resultante durante 30 minutos, luego enjuagar con agua tibia. Este producto ayuda a eliminar la piel grasa, la limpia y cierra los poros.
Crema con limón y menta para pieles grasas
  • 2 cucharaditas de manteca de karité, jojoba y aceite de oliva;
  • 2 gotas de éter de menta;
  • 1 gota de aceite esencial de limón.
Calienta la manteca de karité al baño maría, luego agrega otros aceites y aceites esenciales. Aplicar la crema sobre la piel previamente limpia. Vida útil: no más de 2 semanas en el frigorífico. La crema refresca y tonifica la piel, limpia los poros y aumenta la circulación sanguínea.

Galería de fotos: ingredientes para formulaciones limpiadoras y tensoras de poros.

La arcilla blanca tonifica, reafirma y calma la piel.
Los cosméticos faciales a base de éster de menta pueden cerrar los poros dilatados y regular la producción de sebo.
La ralladura de limón es un remedio ideal para pieles problemáticas, con propiedades blanqueadoras y limpiadoras.

Tabla: recetas de cosméticos para rejuvenecer la piel, combatir el acné, las cicatrices del acné y el acné.

Producto cosmético Ingredientes Preparación y uso resultado
Mascarilla antiarrugas rejuvenecedora
  • 2 huevos de codorniz;
  • 2 cucharadas de requesón;
  • 3 gramos de manteca de karité.
Mezcle el requesón con los huevos, agregue la manteca de karité. Aplicar la masa resultante en el rostro, después de 20 minutos enjuagar con agua tibia o limpiar con un paño húmedo. La piel se vuelve más firme, tersa y elástica.
Crema para pieles envejecidas
  • 2 cucharaditas de manteca de karité;
  • 4 cucharaditas de aceite de almendras;
  • 2 gotas de éster de lavanda y de manzanilla cada una.
Mezcle manteca de karité derretida con mantequilla de almendras y agregue los ésteres. Aplicar el producto sobre la piel previamente limpia. La crema se debe guardar en un recipiente de vidrio (en un lugar oscuro y fresco). Con el uso regular de la crema, la piel lucirá más joven, ya que el producto aporta un potente aporte de vitaminas y acelera los procesos de regeneración.
Mascarilla antiinflamatoria
  • 5 gotas de ácido salicílico;
  • 2 cucharaditas de miel líquida sin confitar;
  • 7 gotas de aceite de anacardo;
  • 1 cucharadita de manteca de karité derretida.
Mezclar todos los ingredientes. Aplicar la mezcla con movimientos circulares sobre la piel previamente limpia y, pasada media hora, enjuagar con agua tibia. Esta mascarilla es una excelente forma de combatir el acné y sus rastros, tiene un efecto calmante, cicatrizante y antiinflamatorio.

Galería de fotos: ingredientes para formulaciones para el acné.

La melatonina contenida en los huevos de codorniz favorece el rejuvenecimiento de las células de la piel
El aceite de anacardo tiene propiedades antisépticas, nutritivas y tónicas.
El aceite de almendras restaura la firmeza y elasticidad de la piel.

Usar manteca de karité para cuidar la piel del contorno de ojos

La piel del contorno de ojos es especialmente fina y propensa al envejecimiento, por lo que requiere un cuidado especial. Para esta zona del rostro puedes utilizar manteca de karité pura, aplicándola con ligeros movimientos de masaje con las yemas de los dedos. A pesar de su consistencia sólida, el producto comienza a derretirse a temperaturas de +27 °C, por lo que ni siquiera es necesario derretirlo especialmente en un baño de agua. Este producto ayuda en la lucha contra las arrugas de expresión, refresca e hidrata las zonas especialmente sensibles de la piel.

La cara y los dedos de la niña en la piel alrededor de los ojos.
La piel alrededor de los ojos necesita nutrición e hidratación adicionales.

Para aumentar la elasticidad y firmeza de la epidermis, será eficaz una mascarilla de patata con la adición de manteca de karité. Necesitaremos:

  • 15 ml de manteca de karité;
  • 1 cucharada de patatas crudas ralladas;
  • 10 ml de leche;
  • 20 gramos de harina de trigo.
Te aconsejamos que leas:  Beneficios del aceite esencial de clavo y cómo se puede utilizar

Debes mezclar todos los ingredientes, aplicar en el área alrededor de los ojos durante 20 minutos y luego enjuagar con agua. Después del uso regular, la piel se volverá más tensa y elástica.

patatas ralladas
Una mascarilla de papa cruda aliviará la hinchazón debajo de los ojos, mejorará el tono de la piel y limpiará los poros.

Para combatir la hinchazón y las bolsas debajo de los ojos, lo mejor son las compresas con una decocción de varias hierbas medicinales, té verde y agregar unas gotas de manteca de karité derretida. Basta con aplicar la mezcla resultante sobre algodones y aplicarlos sobre los párpados cerrados durante 15 a 20 minutos. Lo mejor es realizar este procedimiento en posición acostada.

Té verde en una taza
El té verde es un ingrediente asequible y eficaz para mascarillas contra las ojeras y las bolsas debajo de los ojos.

Mi trabajo consiste en escribir a máquina y sucede que dedico entre 8 y 10 horas seguidas a esta actividad. Esto tiene un efecto perjudicial sobre el estado de mis ojos: aparecen hinchazón y ojeras. Por la noche, cuando llego a casa, intento hacer compresas con manteca de karité derretida e infusiones de manzanilla, perejil, eneldo, menta o té verde. También aplico el producto en su forma pura en el área alrededor de los ojos para eliminar las patas de gallo. Estos procedimientos le ayudan a mantener una apariencia saludable y descansada por más tiempo.

Usar un producto para fortalecer pestañas y cejas.

La manteca de karité es muy eficaz en el cuidado de cejas y pestañas por su alto contenido en vitaminas A y E. Nutre cada cabello en toda su longitud, estimulando su crecimiento y mejorando su textura. Puedes aplicar mantequilla derretida en su forma pura durante la noche, frotándola con un hisopo de algodón. Las pestañas se volverán más gruesas y largas. También puedes utilizar aceite de ricino, bardana, coco o linaza para estimular el crecimiento del cabello. Esto te permitirá lograr el máximo efecto en el cuidado de cejas y pestañas.

hermosas pestañas
Si utilizas manteca de karité con regularidad antes de acostarte, las pestañas largas y espesas se harán realidad.

Un día decidí pedir cita con un especialista en extensiones de pestañas. Al principio quedé muy satisfecho con el efecto, pero después de tres semanas me di cuenta de que este procedimiento cosmético no era para mí. Junto con los materiales de extensión, mis propias pestañas comenzaron a caerse. Como resultado, perdí casi la mitad de lo que tenía inicialmente. Me llevó mucho tiempo restaurarlos, utilizando una mezcla de aceites de karité, ricino y bardana. Después de un par de meses, mis esfuerzos se vieron coronados por el éxito y mis pestañas se volvieron más espesas y largas.

Cuidado de labios con manteca de karité

La piel de los labios necesita un cuidado especial porque es muy sensible a las influencias ambientales: a menudo se agrieta y se forman microfisuras. La manteca de karité se puede aplicar en esta zona del rostro en su forma pura, distribuida uniformemente por toda la superficie. Inmediatamente tendrá un efecto nutritivo e hidratante y, con un uso regular, un efecto curativo pronunciado no tardará en llegar. Los labios tendrán un aspecto sano y atractivo.

Hermosos labios y un hisopo de algodón.
Los componentes nutritivos proporcionan a los labios una apariencia hidratada y atractiva.

El efecto será aún más favorable si se utiliza el producto en diferentes formulaciones. Para utilizar uno de ellos, basta con aplicar una mezcla de un tercio de cucharadita de miel y una pequeña cantidad de manteca de karité (literalmente en la punta de un cuchillo) por la noche. Durante este tiempo, la piel de los labios absorberá todas las sustancias beneficiosas.

Si lo deseas, puedes preparar en casa un bálsamo labial nutritivo a partir de ingredientes naturales. Necesitaremos:

  • 15 gramos de manteca de karité;
  • 10 ml de aceite de jojoba;
  • 2 gotas de aceite esencial de limón;
  • 5 ml de agua de rosas.

Método de preparación:

  1. Agrega los ingredientes restantes a los aceites derretidos al baño maría.
  2. Revuelve continuamente la mezcla y espera hasta que el bálsamo se enfríe.
  3. Vierta la mezcla resultante en un recipiente de vidrio en el que se endurecerá el bálsamo (es mejor utilizar un frasco en miniatura con cuello ancho).
  4. Aplicar el producto con un cepillo especial o un bastoncillo de algodón.
Aceite de jojoba
El aceite de jojoba es un producto único beneficioso para la piel del rostro, cuerpo, labios y cabello.

Un día, una amiga se quejó de que tenía los labios constantemente secos y pelados. Independientemente de lo que utilizó para afrontar este problema, compró una amplia variedad de bálsamos y barras de labios higiénicas, pero nada ayudó. Le aconsejé que usara manteca de karité: simplemente extiéndala en sus labios con una brocha cosmética. Ella siguió mi consejo e imagina su sorpresa cuando la sequedad remitió. Ahora ella usa constantemente este aceite y nunca lo cambiaría por ningún otro producto.

Te aconsejamos que leas:  Aceite de oliva para cejas y pestañas

Reseñas sobre el uso de manteca de karité.

La manteca de karité parece sólida, pero inmediatamente se derrite en las manos y se vuelve agradable y suave al tacto. La manteca de karité o karité tiene una consistencia muy interesante: no es grasosa ni pegajosa, es decir, no deja una película aceitosa, se absorbe bien en la piel y da un ligero brillo, que desaparece al cabo de un tiempo. Por eso me encanta usar este aceite como bálsamo labial: es saludable y hermoso.

En primer lugar, la manteca de karité para mí es un bálsamo; la uso tanto para labios como para uñas. Lo unto en mis labios como otros bálsamos, los nutre bien, los suaviza, los protege de influencias negativas externas, les da a mis labios un ligero brillo, en general, es un beneficio real. Es una mantequilla buena y saludable, por lo que recomiendo conseguir un poco de manteca de karité si aún no la tienes.

No derrito manteca de karité a propósito, sino que la aplico sobre la piel, espero un poco hasta que se ablande por completo por el calor de la piel y luego la distribuyo uniformemente. Y luego los granos se derriten solos sobre la piel. Lo uso en la cara, como mascarilla y debajo de los ojos por la noche. Lo amo mucho.

Uno de mis favoritos de todos los tiempos es la manteca de karité. Este no es el primer frasco que compro y lo considero el aceite más valioso y efectivo para la piel. Utilizo manteca de karité tanto en forma pura, calentándola ligeramente al baño maría hasta conseguir la consistencia líquida deseada, aproximadamente un par de veces por semana, como también la agrego a las cremas faciales. Me gusta especialmente usarlo en invierno, cuando la piel necesita una nutrición preciosa. Después de usarlo, la piel queda muy bien hidratada y nutrida. Y las pequeñas arrugas se suavizan maravillosamente.

Prácticamente no uso manteca de karité en mi cara en su forma pura, excepto que en invierno puedo lubricar las zonas agrietadas y escamosas. Utilizo karité “puro” principalmente para manos y pies. Y para el rostro agrego manteca de karité a las mascarillas. El plátano se adapta a mi piel mixta: nutre e hidrata perfectamente. También me gusta una mascarilla con manteca de karité y arcilla: no reseca tanto la piel como una mascarilla de arcilla “pura”.

Utilizo manteca de karité como bálsamo labial, hidrata increíblemente, nutre los labios, elimina la sequedad, se lo recomiendo mucho a quienes tienen los labios escamosos, les ayudará a restaurar y arreglar los labios (por supuesto, no todos a la vez). Para el rostro lo uso en varias combinaciones con otros aceites, fundiéndolo. El aceite también protege la piel de la radiación ultravioleta y de los efectos negativos de los factores ambientales. Antes de usar manteca de karité, las alas de mi nariz a menudo se despegaban en invierno. Empecé a aplicarme sólo un poco en la nariz por la noche; este problema se resolvió para mí. Aconsejo a todos que prueben este aceite, creo que les gustará. El único inconveniente es el frasco pequeño.

La despensa del mundo vegetal no deja de sorprender con la variedad de sustancias que se pueden utilizar en beneficio de la belleza y la salud. La manteca de karité está ganando cada vez más popularidad en el mercado de la cosmética debido a sus sorprendentes propiedades beneficiosas. Muchos representantes del buen sexo ya han apreciado los efectos beneficiosos de este componente natural a base de hierbas en la piel.