Cómo usar joyas gruesas todos los días

Bisutería y bisutería

No podíamos ignorar a la lujosa Giovanna Batalha-Engelbert y su magistral habilidad para adaptar las joyas de Swarovski a su vida cotidiana. Compartimos trucos estilísticos relacionados con productos especialmente de gran tamaño, que pueden usarse como ejemplo visual o como idea para experimentos creativos.

Truco #1

Si busca una forma elocuente de autoexpresión, pruebe con una combinación de varias pulseras grandes de diferentes estilos y con diferentes motivos. Sugerimos comenzar con dos o tres piezas de joyería en el mismo esquema de color (por ejemplo, oro amarillo), pero con diferentes acentos visuales (centrándose en la piedra preciosa/énfasis en la forma inusual/material contrastante).

Desafortunadamente, el truco no proporciona instrucciones claras de uso, pero la mejor solución es experimentar y combinar diferentes pulseras hasta que quede bien.

Truco #2

El recurso estilístico más universal es el uso de dos brazaletes anchos hechos de metal liso como fondo precioso para joyas decorativas en la zona del retrato.
Recomendamos elegir tanto productos absolutamente idénticos como pulseras con pequeñas diferencias (normalmente son de la misma colección), completándolas con conjuntos enfáticamente lacónicos (especialmente negros o en colores naturales).

Truco #3

En caso de que quieras agregar color expresivo o textura espectacular. Una pulsera impresionante con un motivo marino, animal o floral renovará enormemente tu guardarropa básico (camisas de algodón/camisetas/manga larga) y añadirá personalidad a tu código de vestimenta de oficina.

Se puede llevar solo o combinado con otras joyas XXL (anillos/collar), adaptándolo tanto a looks de noche complejos como a los conjuntos más casual.